Páginas vistas en total

viernes, abril 27, 2007

Locura


No hay nada que distraiga esta creación obsesionante

que viene con tu nombre,

marcada hasta los huesos por una palabra,

rompiéndose en la luz con una tregua mansa de tinieblas.

Me recreo en los libros y elimino la tarde

con cuatro frases hechas

que repito hasta el delirio.

Es un medio eficaz de renovarme:

Acudir al defecto desmedido para encontrar las metas alcanzadas.

Están fríos tus dedos,

la lluvia de la noche te mojó las mejillas,

y dejó dos surcos de lágrimas muy cerca de tus ojos.

Tus labios son de espuma

y repiten, con una fe demasiado inteligente,

que han de marcharse pronto.

El día se deshace en un sueño superlativo ,

destruye su miseria,

su agotable eternidad,

y brota ante la nada la luz confusa de tus ojos.

Somos dos opiniones, simplemente.

sábado, abril 14, 2007

Un solo enemigo


Ojalá que en la vida
yo también pueda contar con un solo enemigo.
Esa ventana abierta que arroja los momentos fantasmales
en su baúl de sueños aterrados.
Aquella voz perdida por la que suspiré
se perdió entre la noche del olvido.
Las palabras y gritos que te absuelven
de arrastrar cada día una vida repleta de miseria.
La locura, la fuerza incandescente de la razón,
que combate con la muerte
en una batalla incansable y perdida.
Una encendida tempestad lanza rayos y sangre
para pintar los aires.
Ojalá que en la vida

yo también pueda contar con un solo enemigo.

Y que sea yo mismo.

viernes, abril 06, 2007