Páginas vistas en total

viernes, enero 18, 2008

Todos los sueños del mundo


Não sou nada.
Nunca serei nada.
Não posso querer ser nada.
à parte isso, tenho em mim todos os sonhos do mundo.(Álvaro de Campos)




Este dolor de lluvia aguantando la noche,
con su humedad terrible atada hasta las vísceras,
con la ventana abierta al fragor del tormento.
Llueven , en la miseria, los huecos estertores del silencio
y su abrazo cansado me separa del mundo,
me arrastran sus raíces
plomizas y sin tiempo.
Y el puñal de las sombras rasga tus labios tristes.
Porque te vas de pronto, porque desapareces,
porque tu sombra tibia alimenta mi sangre,
quiero entrar en tu cuerpo como un ocaso intenso
y lograr que despiertes los ecos de la tarde.
Duermen tus ojos dulces, con expresión desierta,
y el llanto se sacude su pañuelo de sombras.
Donde llegan tus venas
los pulsos se estremecen.
Y el frío se aprisiona en las manos del sueño.