Páginas vistas en total

miércoles, diciembre 16, 2009

PREGUNTAS




  ¿Por qué?, dices.
Y  tiemblas cuando el furor  te empaña,
y la cabeza  estalla como un trapo mojado
que estrecha tu mirada.
La noche se estremece con muscular deseo
y todas las tinieblas cercan tu corazón.
Sangra la noche entera como una vena abierta.
¿Por qué?, dices.
Y  el golpe del silencio te amordaza.
El miedo te responde:
Siempre es difícil ser como uno mismo solo.
Se cruzan las cadenas de todos los mortales,
Los condenados gimen y retuercen los brazos,
Las bocas se entremezclan en un grito deforme…
¿Por qué?.
Nunca se sabe el por qué de las cosas.


Rubén Martín




 "No creo en nada.
 No creo en nadie.
Y, sin embargo,
¿cómo explicar la maravilla"


                    Rubén Martín
Este escritor nació en 1980 en Albacete, y cursó estudios de Formación Profesional de Sistemas de Regulación y Control Automáticos en el IES “Don Bosco”.
Ha  sido el ganador del premio Adonais por su poemario: "El minuto interior", que será publicado por la editorial Rialp y presentado en Albacete en febrero del año que viene.
Rubén es un chico muy joven y con una breve carrera literaria, pero fructífera.  Hace apenas un mes, decía León Molina lo siguiente:

“El caso de Rubén es llamativo. Hace sólo dos años no leía ni escribía poemas. Un día sin saber muy bien porqué entró al recital que daba Ángel González y salió de allí tan emocionado que su vida cambió. Empezó a devorar libros de poesía y a escribir y en este escasísimo tiempo se ha convertido en uno de los mejores poetas de nuestra tierra.”
León Molina acertaba.

Lo que, tal vez, no sepáis es que una alumna de nuestro Instituto, de 4º C para más señas, premonitoriamente, se “inventaba” esta noticia para nuestra revista digital “El bosco encantado”:

EL SUEÑO DE UN POETA.
Rubén Martín Díaz, un joven electricista de Albacete, gana el premio Adonáis de poesía. El acto ha tenido lugar en Madrid la noche del 15 de noviembre. El premio le fue entregado por Antonio Gala, quien elogió y felicitó al ganador, y éste contestó que “este premio había superado con creces todas sus ambiciones poéticas y se sentía tan feliz que sólo deseaba seguir escribiendo”.

No sabemos quién le entregó el premio pero ya se lo ha traído de Madrid.

FELICIDADES, RUBÉN.

Tiene un blog: La pluma de barro y un libro "Contemplación" , presentado hace unos meses en Albacete.


Sus poemas lo dicen todo. 


TARDE EN EL JARDÍN


Sobre la casa
las aves se descuelgan desde el cielo.


Estás sentada en el jardín, la tarde

resbala por tus hombros
mientras conversas con tu gran amiga.


Miro las aves descolgadas
y tus hombros manchados por la luz.
Observo el hueco limpio de tu boca,
las palabras que muerdes con los labios,
tu sonrisa cercana como un beso
y el tono amoratado de la noche,
que ya se asoma,
bordeando tus ojos
como a un fruto maduro.


Cualquier tarde es distinta
si la miro en tu cuerpo.