Páginas vistas en total

domingo, noviembre 26, 2006

Urgencia


Tenerte entre mis brazos y aplastarte,

repasarte los ojos y la boca,

convertir en placer la dura roca,

volver a adormecerte y despertarte.


Perderme entre tus besos y besarte,

desnudarte con furia y prisa loca,

me estremece tu voz cuando me toca

la caricia que quiere destrozarte.


En la sombra sin tregua, el movimiento

de dos cuerpos que quieren serlo todo,

y desbordarse en ríos mientras tanto.


La noche nos esconde entre su manto,

me muero sin saber cuál es el modo

de prolongar sin fin este momento.


Y prolongo, y prolongo lo que siento,

pues no quiero acabar lo que me acaba,

ni quiero ya perder tu dulce aliento.

sábado, noviembre 18, 2006

Alguna tarde de éstas




Porque sé que pensar ya no me importa,
quiero
desnudar tu palabra y verte entero.
Sé que tu olor te viste
y que quieres mis manos para guardar tu mundo.

Alguna tarde de éstas,
cuando el ocaso llegue
y nos pida la prisa
que volvamos los ojos,
dejaré que tu cuerpo se ilumine
con la voz que reclama la pasión,
dejaré que tus músculos desnudos
presionen mi existencia.
Y el ahogo será volver de nuevo

al continuo cansancio de la vida.