Páginas vistas en total

domingo, enero 22, 2006

Duele saber



Para los ecos de un incendio que no acaba de extinguirse.







Duele saber que el mundo
se reduce a tus ojos,
que tus labios de seda
dirigen mis palabras,
que tus dedos despiertan
la inquietud de la noche,
y que todos mis fuegos
los enciende tu voz...
Duele saber que existes
porque no puedo verte,
porque el mundo se para
cuando el silencio llega,
en silencio y sin ti.

3 comentarios:

Víctor Manuel Ramos dijo...

Esta me gustó. Por sencilla. Porque dice lo que tiene que decir.

Ver mi Libro abierto.

wendy dijo...

Duele saber que a veces no nos aman...

Manuela dijo...

Sí que duele sí, pero hay que aceptarlo y aprender a vivir con eso.