Páginas vistas en total

sábado, enero 21, 2006

Poética

NOTAS SOBRE EL DOLOR
El dolor es antiguo. Hay luchas impotentes, ciegas verdades huecas, tanta palabra a medias, que quedan pocos males sin nombrarse. Y el miedo se desliza en la garganta como una gran serpiente silenciosa. No faltan soluciones cuando el dolor se esconde en una triste causa que llamamos "misión de nuestra vida". Y es rápida la huida. Nos sobran las excusas aunque los huesos se nos queden desnudos en ese gran silencio de los sin esperanza.

Hay que buscar la imagen, la palabra perfecta, el reglaje perfecto que funcione en la sangre como un río de tinta. Hay que encontrar el tiempo, la boca compartida, las miradas ausentes; tenemos que esperar las aguas de las nubes.

El amor lo inventamos. Algunos hombres, sabios, hicieron progresar al ser humano, tirando de la gran masa que se mece en la cesta consumista llevando sólamente indiferencia bajo el brazo. Otros, hombres también, especularon con la intención de recoger dinero en sus muchos bolsillos subterráneos. Y los demás, los hombres, nos quedamos sentados, esperando encontrar algo absolutamente nuevo dormido entre los labios de la vida. Y con pocos recursos, recurrimos al gusto solitario de ser nosotros mismos.

Desde entonces, llueve sin descanso sobre nuestros corazones porque esperamos ajustar nuestros botones pasionales como si fuesen relojes de bolsillo.